Evina-Schmidova-Evina-Cards

Sobre el autor

Tenía once años, la hermana menor de dos hermanos, cuando nuestra familia compró una granja del siglo XVII en el campo. La casa tenía una larga historia, llena de historias y recuerdos, con un ático que ocultaba el secreto de la trágica muerte del hijo menor de la familia original. Ni siquiera sé cómo comenzó. Cada día, volvía al ático y me sentaba en una gran y vieja mesa de roble tallado para leer su poesía escrita a mano. Me desconcertaba el hecho de que lo entendiera aunque fuera en alemán, además de estar escrito en una escritura decorativa de Schwabacher. Un interés en lo misterioso comenzó a despertarse en mí. En la mesa, tenía velas, cuadernos de dibujo, lápices, cartas de Mariash y del Tarot. Mi interés por lo misterioso creció en la resolución de ganar conocimiento, comprensión y habilidad.

Tomé prestada toda la literatura que estaba disponible en ese entonces, en 1992. Estudié técnicas y estilos de lectura, desde cartas y dominó hasta llamas de velas.

Sobre todo, me fascinaba la telepatía. Empecé a combinar la telepatía con mi arte. Pinté retratos de gente que había conocido antes o después en la vida. En ese entonces ya estaba jugando con la idea de pintar mis propias cartas de adivinación.

A la edad de diecisiete años me tomé un descanso de la pintura y la pasión por la cerámica se apoderó de mí. Abrí un estudio, fundé una empresa y empecé a crear místicas figuras de cerámica.

Tres años después, decidí tomar un trabajo en el extranjero, donde por desgracia ya no iba a trabajar con la cerámica. Pero no quería dejar de hacer arte.

En cuanto ahorré un poco de dinero, compré una cámara digital en Suiza y empecé a tomar fotos. Era bueno en eso, además de divertirme haciéndolo. Empecé a hacer fotografía artística. Pedí prestados trajes de los teatros y tomé fotos de gente contemporánea con trajes de la época y con telones de fondo históricos.

Viajé por Europa y, con el tiempo, viví en nueve países diferentes. Hice lo que me pareció satisfactorio. Fotografié a gente creativa haciendo su arte. Tomé fotos de músicos y sus grupos para portadas de CD, revistas y libros. Fotografié a artistas pintando y a modelos caminando por la pasarela.

Un fatídico encuentro me llevó de vuelta a Praga. A la edad de 37 años empecé a regresar regularmente cada año de Oslo, Noruega a Praga durante unos meses.

La ciudad mística una vez más me inspiró para empezar a crear de nuevo, aunque paradójicamente empecé en Londres, Inglaterra, donde creé una marca de moda. Sin embargo, la mágica Praga comenzó a atraerme más y más.

Un día finalmente entendí las repetidas pistas. Después de 25 años, comencé a cumplir mi sueño de hace mucho tiempo. Empecé a crear mis propias cartas de adivinación.

El tiempo estaba maduro, pero sobre todo, estaba listo.

No quería pintar nuevos cuadros para las cartas del Tarot. Mi objetivo era crear cartas místicas de adivinación completamente nuevas que liberaran la intuición y el subconsciente sin que nadie tuviera que estudiar complicados manuales de instrucciones o estudiar libros.

Creo firmemente que un vistazo a una de las 101 imágenes de las tarjetas será suficiente para aclararlo todo para usted también.

Abre tu corazón y usa la intuición.

Le deseo un feliz viaje hacia un nuevo entendimiento.

Evina Schmidova

A few photos from my lovely Canon camera.

Volver al principio
Reservas en línea
×
Espalda

Próximo paso
Seleccione su moneda
EUR Euro
CZK Corona Checa
es_ES